• Sara Moldes

El mundo a través de las fotos

Updated: May 23, 2018

Me encantan esas mañanas de sabado, cuando ya empieza a asomarse el sol y da gusto pasear por la ciudad en busca de una terrazita donde tomar un buen café y leer un periódico. He de decir que tengo una manía extraña con la prensa, siempre empiezo a leerla por el final, no sé si soy la única o a vosotros también os pasa. Puede ser que sea por la sección “Gente a diario” que se encuentra en las últimas páginas del diario de mi ciudad y donde enseñan las fotografías de diferentes eventos transcurridos en la ciudad.


Me gusta la información visual, creo que las fotografías reúnen el poder de contar y describir con una imagen lo que con palabras a veces resulta difícil. Con esto no quiero infravalorar la escritura, de echo creo firmemente que esta te puede llevar a donde tu quieras, no obstante, si hablamos de acontecimientos, pienso que una foto te acerca mas a la realidad de cualquier acontecimiento.


Fueron muchos los que tuve que vivir durante mi estancia en el Diario como fotógrafa: manifestaciones, conciertos, fiestas de época, procesiones, visitas guiadas, campeonatos deportivos, presentaciones...un no parar. De esta experiencia me llevo muchísimas cosas buenas:la cantidad de gente que he conocido, los maravillosos compañeros con los que me ha tocado trabajar, la multitud de lugares que he descubierto y la oportunidad de poner en practica mis capacidades técnicas en cuanto a la fotografía, para cada una de las situaciones que iban surgiendo. Situaciones y momentos que me hacían cómplice una vez mas del amor que siento por mi tierra y mi cultura, la cual nunca me deja de sorprender.


Por otro lado, el trabajo de un fotoperiodista es duro, difícil y sobre todo hay que tener mucha paciencia. Hay que ser rápido estudiando cada situación y adelantándose a las reacciones del personaje que se fotografía. Una vez que coges el ritmo, es como bailar; para cada tipo de música un baile diferente, para cada evento, su estilo de fotografía correspondiente. En mi caso, no podría elegir bailar una música en concreto, porque en realidad me gusta escuchar y bailar diferentes estilos de música y lo mismo ocurre con la fotografía, me gusta hacer fotos de retrato, paisaje y de calle.


Y esta es una de las muchas formas en las que se te abre el mundo, dándote a conocer tanto lo bueno como lo malo a través de la fotografía de prensa. El mundo te da mil y una posibilidades de retratarlo, cada uno elige el como, el cuando y el porqué.